Fiji Time Visio Nundis

Blog Eva Ávila BlogDR7

Publicado en 03/08/2015 | por Eva Ávila

6

Hasta siempre DR7

Hace sólo unas horas que mi avión sobrevolaba la ría de Vigo y con la mirada era capaz de localizar el lugar donde he pasado desafortunadamente los últimos tristes días. Aunque sabía que estaba cerca de Vigo hace una semana era incapaz de localizar correctamente Moaña en un mapa. Hoy por suerte o por desgracia sé que jamás en mi vida olvidaré ese lugar.

Por desgracia he tenido que conocerlo por un triste motivo, hay pocas cosas tan duras como enterrar a alguien a quien quieres y si encima es una persona joven, con toda la vida por delante, aún más. La tristeza con la que llegué el jueves por la noche a su casa se ha ido transformando con el paso de las horas, y aunque no ha desaparecido, se ha ido convirtiendo en otra cosa. No sé si seré capaz de explicarlo.

El dolor y la tristeza se reflejaban en el rostro de su familia y sus amigos antes de que el cuerpo de Dani llegase a Vigo el viernes por la mañana y todos eran, éramos, conscientes de que lo más duro estaba por llegar. El dolor se hizo visible nada más aparecer el coche fúnebre tras cruzar el puente de Rande y aún más cuando sus amigos, los más íntimos se pusieron “a rueda de Dani” para escoltarlo hasta el pabellón de Reibón. Todo, o casi todo lo que siguió a esa llegada al pabellón, lo que sucedió durante todas las horas que se veló el cuerpo de Dani hasta que tras la misa fue trasladado al cementerio donde recibió sepultura, casi todo está contado, fotografiado, grabado, publicado y compartido. Así que no es eso lo que me gustaría compartir con vosotros.

Os decía antes que la desgracia me llevó hace unos días a Moaña, sin embargo hoy he sido consciente de la suerte que he tenido. No he dejado de rememorar los minutos, las horas como en una nebulosa, como en un sueño en el que me encontraba cuando esperaba que alguien me dijese “no es cierto, Dani está vivo”. Ahora soy consciente de que Dani no está, de que realmente ha muerto pero es tan especial lo que he vivido durante estos tres días, que la felicidad y la sonrisa han reemplazado a la tristeza por su marcha. Y es que es difícil estar triste y llorar cuando es su propio padre quien te dice que no llores, es egoísta pensar que sientes dolor cuando es su propia hermana quien te abraza y te consuela.

Creo que por mucho que me empeñe, jamás seré capaz de expresar con palabras todo lo bonito que ha sido este fin de semana, cuánta admiración, cuánto reconocimiento, cuánto cariño y cuánto amor he respirado en estos tres días por absolutamente todos los rincones de Moaña. A Dani, a Willy, a Rosi, su madre y a Lorena, su hermana.

Con este post sólo pretendo intentar devolver una mínima parte de lo que he recibido este fin de semana.

Me gustaría empezar por señalar la colaboración más absoluta por parte de las autoridades de Moaña, Guardia Civil, Policía local, Protección Civil y todos los que, de una manera u otra, hicieron que absolutamente todo saliese rodado en el último adiós de Dani.

Los vecinos de Moaña, dispuestos a colaborar, dispuestos a ayudar en todo momento han perdido a su hijo más ilustre pero Dani estará más que orgulloso de ellos, su comportamiento durante todo el fin de semana ha sido ejemplar y nos han acogido, a los que llegamos a despedir a nuestro amigo, con los brazos abiertos.

El dolor compartido es menos dolor y más si lo compartes con amigos. Los amigos de Dani se quedan huérfanos, sin uno de los seres más especiales de la vida de todos. Gracias por dejarme compartir el dolor con una sonrisa con vosotros, por los abrazos y los besos de consuelo Pejis y Silvia y también por las risas, los recuerdos y las fotos de cuando todos éramos más jóvenes y seguramente más felices.

Era fácil encontrar consuelo en el pabellón de Reibón este fin de semana. No sé si Esteban García Amoedo será consciente de lo que han significado sus palabras en el pasado post para mí, cambiaste la tristeza por una sonrisa, sin embargo Esteban siento no haber sido capaz de consolarte como tu lo has hecho conmigo.

A mi lado también he tenido la suerte de contar con una parte de mi familia del CEV, la de Cantabria, Esther, Chimi, Lorena, Berto, muchas gracias por vuestro cariño, pero sobre todo por vuestra amistad. El tiempo y la distancia no pueden borrar lo que significáis para mi.Esther lloras y abrazas como la gran madre que eres.

Silvia, has sido nuestro descubrimiento, y sí es cierto que es una pena que nos hayamos conocido así pero lo importante es que nos hayamos encontrado con Rodrigo y contigo, lo ha hecho posible Dani.

No podéis imaginar la cantidad de cosas buenas que he podido vivir estos tres días pero más allá del dolor, de las lágrimas y del vacío, me quedo con todo el amor, con las risas y los buenos recuerdos.

Iria guapa, eras su prima favorita ya lo sabes, jaja espero verte pronto, tu sabes dónde. Gracias Begoña por no decaer en ningún momento.

Querida Rosi, te veré de nuevo con una sonrisa en los labios, como esas que solo Paca ha sabido arrancarte estos días, volveré a verte, fuerte y orgullosa, de ser lo que tu misma me dijiste: “la madre de Dani Rivas”. Ese honor es sólo tuyo, ojalá te hagan llegar mi admiración y mi cariño desde aquí.

Querida Lorena, te veré pronto, cuídate mucho, cuida de los tuyos como has hecho este tiempo, eres una máquina tía, pronto nos veremos en Ohio o donde sea. Linda.

Mi querido Willy, después de que tu hijo haya dejado toda comarca sin flores, después de que te hayas dado cuenta de lo grande que era, de lo querido que era, de que se ha ido como le hubiese gustado, de que todos le hemos honrado porque se lo merecía, toca darse cuenta de que gran parte de lo que era, es y será Dani Rivas es gracias a ti. Espero un abrazo de los tuyos con impaciencia.

A todos los que habéis querido, admirado o seguido a Dani Rivas, a los que habéis trabajado con él y a los que le habéis llorado, seguid honrando su memoria, yo lo haré. Y por favor, si algún día visitáis Moaña no dejéis de parar en el Frappos, pedid un DR7 y brindad por Dani. Yo lo haré.

Descansa en paz, eterno Dani Rivas.

 


Sobre el autor

Desde 2002 trabajo en el CEV, el mejor campeonato nacional de velocidad y la cuna de donde salen los grandes campeones. Apasionada por el CEV y absolutamente orgullosa de sus pilotos, de los que han triunfado y logrado sus sueños, de los que se han quedado por el camino y de los que siguen luchando por llegar.


6 Respuestas a Hasta siempre DR7

  1. Iria Rivas comentó:

    Preciosas palabras

  2. Jesus comentó:

    Increíbles palabras.
    Gracias por mantenernos informados y gracias por hacernos partícipes, desde la distancia aunque no hayamos podido estar con vosotros teníais muestros corazones.
    Un abrazo muy fuerte

  3. jota comentó:

    Increíbles palabras Eva. ….siempre lo llevaremos en nuestros corazones un beso

  4. Esther Sanz ramos comentó:

    Eva no lo has podido expresar mejor, yo siguió llorando….

  5. Federico Márquez comentó:

    Como piloto estoy muy triste, como ser humano, emocionado por tu recocimiento a uno de los nuestros. Gracias por expresarte de esa manera

  6. Jose QenK comentó:

    Como ex piloto que se quedó en ese camino tan dificil, quiero compartir tus palabras y dar ese apoyo incondicional a todos los amigos y familia!!
    Por siempre DaniRivas7!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Volver al inicio ↑